Hansel y Gretel, de los Hermanos Grimm

Hansel y Gretel

Personajes:
Hansel
Gretel
Papá
Madrastra
Bruja
Pájaros (2)
Material:
Vestuario Personajes (niños, papá, bruja)
Vestuario Pájaros
Casita de Dulces
Jaula
Pan
Piedritas brillosas
Escoba
Lentes
Llaves
Maquillaje
Hueso Largo
Manta paisaje, librito cuento para introducción.

“CUENTO HANSEL Y GRETEL.”
Narrador -En una cabaña cerca de un espeso bosque, vivían Hansel y Gretel con su papá y su mala madrastra. Su papá era un leñador muy trabajador pero durante dos años casi no le pedían trabajo y su nueva esposa le exigió que se fuera a otro pueblo a trabajar.
Madrastra -¡Vete! y no regreses hasta conseguir dinero
Papá -Adiós niños, cuídense, pronto volveré
Narrador -El leñador con tristeza se despidió de sus hijos y se fue
Madrastra -Ahora ustedes dos ¡váyanse a dormir!
Narrador -Los niños obedecieron a su madrastra
Madrastra -Ahora que mi esposo se ha ido, voy a deshacerme de estos chiquillos para que toda la casa sea para mí, mañana al amanecer los llevaré a lo más espeso del bosque y les diré que me esperen ahí, pero no volveré a buscarlos
Narrador -Mientras tanto los niños, que en realidad no estaban dormidos, escucharon todo lo que su madrastra planeaba. Gretel lloraba amargamente, mientras Hansel la consolaba
Gretel -¿Qué vamos a hacer?
Hansel -No te apures hermanita, ¡mira!, tengo estas piedritas brillosas, cuando ella nos lleve al bosque las voy a ir arrojando al suelo y así sabremos el camino de regreso, ahora duérmete tranquila
Narrador -Los niños se durmieron…
-Por la mañana la madrastra les dijo
Madrastra -Despierten niños, ¡vamos! ¡acompáñenme!, iremos al bosque
Narrador -a los pequeños no les quedó más remedio que ir
-El niño iba tirando poco a poco, una a una, las piedritas brillosas por el camino, hasta que llegaron a lo más espeso del bosque
APARECEN PAJAROS CANTANDO
Madrastra -Se quedaran aquí recogiendo leña, yo iré a buscar comida y volveré por ustedes al atardecer
Narrador -Hansel y Gretel recolectaron leña y se sentaron, llegó la noche y la madrastra no apareció, Gretel empezó a llorar
Gretel -Estamos perdidos, tengo mucho miedo
Hansel -Cálmate, cuando aparezca la luna veremos brillar las piedritas que fui tirando y regresaremos a casa
Narrador -Salió la luna, Hansel tomó a su hermana de la mano y orientados por las piedritas que brillaban en el suelo, caminaron toda la noche.
-Al amanecer se encontraron frente a su casa y tocaron,… la madrastra aparentó estar contenta de volverlos a ver, pero en el fondo estaba muy enojada
Madrastra -Que bueno que los veo, estaba muy preocupada por ustedes, mañana volveremos a salir, ahora descansen y coman un poco de pan
Gretel -¿Qué haremos si nos vuelve a llevar al bosque?, ya no tienes piedritas brillosas
Hansel -No importa, tengo otra idea, llevaré un pedazo de pan para ir arrojando migajas por el camino
Narrador -Al otro día la madrastra los obligó a que la acompañaran de nuevo,
Madrastra -¡Vámonos pronto! que se hace tarde
Narrador -Hansel, haciendo migajas de su pan, las fue dejando caer con disimulo para tener señales que les permitieran luego regresar a casa…
—CANCION DE PAJAROS
—APARECEN EN ESCENA PAJAROS COMIENDO LAS MIGAJAS TIRADAS—
Pájaro -mmm que rico, mira allá hay más migajas, hay que avisar a más pajarillos que aquí hay comida
—CANTO DE PAJAROS
—LOS PAJAROS SALEN DE ESCENA—
Madrastra -hemos llegado, quédense aquí hasta que venga a buscarlos.
Narrador -pasaron las horas y la señora no regresó
-Los niños trataron de encontrar el camino de regreso, pero desgraciadamente los pájaros se habían comido las migajas que marcaban el camino.
Hansel -Ya no están las migajas
Narrador -Toda la noche anduvieron por el bosque con mucho temor y a cada paso se perdían más y más en aquella espesura.
Gretel -ya llevamos mucho tiempo camine y camine, estoy muy cansada,
Hansel -hay que sentarnos para descansar un poco
Gretel -el bosque esta muy oscuro no me gusta, tengo miedo y mucho frío
Hansel -mira, hace mucho tiempo, en una noche fría como esta, nació un Niño en un pesebre, ¿sabes cómo se llama ese Niño?
Gretel – Si, Jesús, el Hijo de Dios,
Hansel – ¿y tu sabes a qué vino?
Gretel – Pues a salvarnos y a enseñarnos la manera como debemos vivir
Hansel – sí, también a traernos paz y esperanza, por eso no debemos temer, el está con nosotros y nos cuidará
Narrador – Gretel se quedó más tranquila y los dos pidieron a Dios que los ayudara en los momentos de peligro
Hansel – Vámos Gretel, tenemos que seguir caminando
Narrador -Al amanecer, casi muertos de cansancio y de hambre, los niños se asombraron al encontrar por el camino una casita construida toda de paletas, dulces, bombones y otras confituras muy sabrosas.
-Los niños, con un apetito terrible, se acercaron a la casita y probaron los riquísimos dulces.
Gretel -Mmm, ¡oye Hansel! Esta pared sabe a caramelo, que rica esta
Hansel -prueba esto ¡sabe delicioso!
Narrador -Estaban felices, pero ellos no sabían que la casa estaba hecha para atraer a los niños y cuando estos se encontraban en su poder, una bruja los atrapaba y los cocinaba para comérselos.
Gretel -¡Esta riquísimo!
CANTO DE BRUJA
Bruja -¿Quién está ruñendo mi casita?
¡Ah! Pero si son dos niños, no teman pequeños,
¿os gusta la casa?, entrad entrad, adentro tengo galletitas que les van a encantar
Hansel -Gracias señora, tenemos mucha hambre
Narrador -Pero la dulce señora se transformó en una bruja malvada
Bruja -¡Ahora ya los tengo en mi poder!, a ti niño te meteré en esa jaula.
Narrador -La bruja encerró a Hansel y le puso una combinación secreta al candado
Bruja -Y tu niña te encargarás del quehacer de toda la casa ¡vamos, a trabajar perezosa!
Narrador -Día con día la bruja alimentaba a Hansel con ricos y sustanciosos manjares para engordarlo
Bruja -quiero que este niño esté bien gordito antes de comérmelo
-Come niño come,
Narrador -Gretel sabía las malas intenciones de la bruja, y estaba muy angustiada
-Diariamente la bruja la pedía a Hansel que sacara una mano para ver cuánto había engordado
Bruja -Saca tu brazo niño… uuh!, todavía estás muy flaquito, así no te quiero comer, te traeré mucha, mucha comida,
Narrador -Pero como la bruja era muy cegatona, a Hansel se le ocurrió sacar un hueso de pollo en lugar de su brazo
-Al día siguiente la bruja le dijo a Gretel
Bruja -¡oye niña! Apoco creíste que solo era barrer y trapear, quiero que me laves todos los trastes de la cocina, aquí no quiero gente floja
Gretel -si señora bruja, haré todo lo que me pida, pero por favor, no se coma a mi hermanito, déjenos ir, queremos buscar a papá y pasar la Navidad con él
Bruja -¡Qué Navidad ni que nada! Aquí no hay Navidad
Gretel – Uuuy, aparte de bruja, es una Grinch
Bruja -¡Cállate! y haz lo que te digo
Narrador -así transcurrieron varios días, la pobre de Gretel se la pasaba limpiando la casa, mientras que su hermano permanecía encerrado
Bruja -vamos a ver que tanto ha engordado el pequeño, mmm ya se me está haciendo agua la boca
-¡hey Niño!, saca tu brazo,… a ver, a ver,… ¿qué pasa? Sigues igual de flaco, ¿qué acaso no estás comiendo?
Hansel -Si señora bruja
Bruja -¡Se acabó! No quiero esperar más, mañana te comeré estés como estés, ya no aguanto más.
Narrador -La bruja se retiró a dormir
-Gretel estaba muy asustada pero tuvo una idea y fue a decírsela a Hansel
Gretel -Oye hermanito, te haz dado cuenta que la bruja no ve bien y usa unos lentes de fondo de botella
Hansel -Si, está muy cegatona
Gretel -Pues se me ha ocurrido una idea, mañana le esconderé los lentes y cuando abra la jaula, la jalarás hacia dentro para que se caiga, yo le quitaré las llaves y la encerraremos.
Hansel -¡Síí es una buena idea, eso haremos!, esperemos que todo salga bien para poder escapar
Narrador -Al otro día, Gretel se aprovechó de que la bruja dormía, con mucho cuidado logró quitarle los lentes y después los escondió
Bruja -(BOSTEZO) Es muy temprano, pero ya hace hambre, mmm ¡hoy me comeré al niño!, ¿dónde dejé mis lentes?
-¡Gretel! Ayúdame a buscar mis anteojos, deben estar por aquí,
Narrador -Al no encontrarlos, la bruja decidió ir por el niño
Bruja -Después seguiré buscando, ahora tengo mucho apetito
-Voy a preparar a ese niño con los mejores condimentos para que quede muy sabroso
-No veo bien, ¡Gretel, ven acá y ayúdame a preparar el caldo
Narrador -La bruja fue hacia la jaula tomó las llaves y abrió el candado
Bruja -Sal de ahí niño, ¡llegó tu hora!
Hansel -No puedo moverme, estoy muy entumido por estar tantos días encerrado
Bruja -No te hagas el chistoso, sal inmediatamente
Hansel -Me duele todo, estoy como engarrotado, ayúdeme por favor
Narrador -La bruja le dió la mano a Hansel y éste aprovechó para jalarla hacia adentro
-mientras Hansel escapaba, Gretel le quitó la llaves a la bruja y rápidamente cerró la jaula
Bruja -¡sáquenme de aquí, malditos chiquillos, me las van a pagar!
Narrador -los niños se fueron corriendo por el bosque y con gran alegría encontraron a su padre
Gretel ¡papá, papá! Que alegría verte
Papá ¿están bien? ¿les hicieron daño?
Hansel -No papá, ¿y tu cómo estás?
Papá muy bien y muy contento de volverlos a ver, ya conseguí empleo gracias a Dios
Gretel -¡qué bueno!, ¡Pasaremos la Navidad juntos! ¿y nuestra madrastra?
Papá -Me di cuenta que sólo quería dinero y apropiarse de la casa, pero como no le di nada se marchó muy lejos de aquí
-Me confesó que los había perdido en el bosque, por eso salí a buscarlos por todas partes, Gracias a Dios los encontré
Narrador -Las autoridades del pueblo regalaron a los niños la casita de dulces por haber atrapado a la bruja, así Hansel y Gretel tuvieron una Navidad muy feliz al lado de su papá en su nueva casa.
F I N

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s